Cariñena en Aragón, tierra prometida de la Cariñena

Voici mon post de vendredi passé en version espagnole, histoire de montrer que Les 5 du Vin ne reculent devant rien pour satisfaire leur public international, merci à tous pour votre fidélité

Marco

A penas a unos kilómetros de Zaragoza, el paisaje cambia tornándose ocre y gris. Todo parece seco, casi desértico. Montes rocosos, taludes, cantos rodados, en este reino mineral nada crece aparte de algunos matorrales a lo largo de los cursos de agua ya secos.

 Ya a algunas leguas del pueblo de Cariñena, la vid surge de este pedregal inesperado. Entramos en la Denominación homónima: la DO Cariñena. Como su propio nombre indica, la Denominación cuenta con la presencia de la variedad cariñena. Aunque en débil proporción, esta cepa que otrora fue hegemónica, no representa más de un 4% de la producción actual. Pero la Denominación intenta recuperarla al gusto de hoy y rehacerla la cepa de identidad. Y la compañera histórica de la Garnacha que, por el contrario, sí ha resistido el embiste de las cepas internacionales.

Cariñena y Garnacha

Se podría pensar que en este clima extremo, apenas templado por el Ebro y algunas influencias mediterráneas, con inviernos fríos —a veces glaciales— y veranos tórridos, nada crece. Cabe preguntarse cómo la vid resiste y da vinos que están lejos de ser pesados, ni almidonados por el alcohol o con taninos rústicos. Es todo lo contrario, la Garnacha, como la Cariñena, ofrece en efecto uvas maduras, con cuerpo, pero que han conservado lo afrutado y la acidez. Los vinos que allí se elaboran ofrecen ese mismo patrón: algunos son ligeros, proponiendo una multitud de notas de frutas o de flores donde se aprecian la cereza, el melocotón de campo y el endrino perfumado con pétalos de rosa mosqueta, acrecentando la pimienta, con un frescor sorprendente. Otros, más rústicos, aumentan su carga de taninos sin perder la elegancia, pero con un carácter más estricto y sobrio que se aprecia en las comidas. Como los primeros, anuncian fruta en la olfativa: más fresa, picotas y grosella que crecen en el paladar, inundando de jugo las papilas gustativas, encantadas de tanta generosidad. Con más cuerpo, algo más cerrados, les hace solamente falta ser decantados para dejarnos apreciar lo sutil de sus matices florales, de almendro, rosas viejas, manzanilla, acentuados por regaliz y pimienta.

Bien adaptados

 ¡Bien adaptados y desde hace tiempo!

 El Terroir

Las extensiones pedregosas son omnipresentes, tanto que se habla de “El Vino de las Piedras”. El paisaje nos hace pensar que así es. La DO ha hecho del medio un objeto de comunicación.

Pero, ¿qué hay en estos llanos plagados de piedras que permiten a la vid crecer? Prácticamente compuesto de caliza, salvo en el sur donde encontramos terrenos de pizarra y arcillas duras, el suelo parece de los más pobres y secos. Pero bajo estas piedras tanto lisas como angulosas, bajo estos sedimentos venidos de las colinas de alrededor, se ocultan las arcillas nutrientes. Las raíces se sumergen fácilmente en este terreno poco compacto, y exploran el ínfimo recoveco para encontrar nutrientes y agua; la arcilla ofrece una excelente retención hídrica y es una remarcable reserva de nutrientes. He aquí, en efecto, uno de los secretos de “El Vino de las Piedras”…

La historia

No sabemos con exactitud en qué momento la Cariñena y la Garnacha fueron introducidas en Aragón. Puede que fueran los celtíberos a través de los eventuales contactos con los fenicios quienes, a su vez, se instalarían en la zona desde el S. VII a.C., plantando vides. Toda vez, está claro que fueron los romanos quienes desarrollarían la viticultura en la provincia Tarraconense que comprendía la actual región de Aragón. La pequeña población de Cariñena se llamaba entonces Carae y el vino regaba la región desde el S. III a.C. El clero tomó el relevo, como solía ser en cualquier parte. Pero el vino de la región también estaba en la mano de la monarquía: Fernando I de Aragón lo bebía allá por el S. XV. Todo ello para reafirmar que el dúo mágico Cariñena/Garnacha se ha adaptado desde hace tiempo al particular terreno de la DO Cariñena y continúa haciéndolo a las variaciones climáticas.

La producción

Son las bodegas cooperativas las que asumen la mayor parte de la producción, un 90% del volumen. El 10% restante pertenece a las bodegas particulares, a menudo empresas familiares, que ofrecen vinos quizá más originales; una mera fórmula para diferenciarse de los grandes volúmenes. Maticemos, de cualquier manera, que rara vez me he topado con cooperativas de tal calidad, al menos tan pronto como se prueban sus vinos, de alta gama. Algunas de sus cosechas no tienen nada que envidiar a ciertas producciones “hechas a mano”. Las cooperativas han comprendido qué parte sacar de su terruño y qué parte de su dúo fetiche.

La DO

La DO Cariñena es la más antigua Denominación aragonesa. Existe desde 1932. Se encuentra en el valle del Ebro, sobre 14.000 ha repartidas en 14 ayuntamientos y ocupa no menos de 1.500 viticultores, de los cuales, la mayor parte suministran a las cooperativas. 32 bodegas producen vino allí, pero sólo 21 lo embotellan. Y si la Garnacha o la Gariñena ofrecen una bella transición de vinos blancos secos a tintos profundos, pasando por los rosados, los finos y los espumosos hechos a menudo de garnacha vinificada en blanco (que puede adoptar la denominación de Cava), la DO Cariñena también permite otras cepas.

Para los tintos, Cabernet Sauvignon, Juan Ibáñez, Merlot, Monastrell, Syrah, Tempranillo y Vidadillo. Para los blancos, Macabeo, Chardonnay, Garnacha blanca, Muscato de Alejandría y Parellada.

Hay tarea suficiente…

Aunque yo prefiero —y esto es personal, aunque compartido— el entusiasmo, reciente, por la Cariñena, acompañada o no de Garnacha.

Lo gracioso es que se puede elaborar un Cariñena de Cariñena de Cariñena, respectivamente nacido de la variedad plantada en la localidad homónima y en la Denominación del mismo nombre. “Es bonito” como mi amigo Frank…

www.elvinodelaspiedras.es

Hasta

 

Marco 

(et merci à Enrique Quiros d’Argos Benelux pour la traducción)

 

Une réflexion sur “Cariñena en Aragón, tierra prometida de la Cariñena

Votre commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l’aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion /  Changer )

Photo Google

Vous commentez à l’aide de votre compte Google. Déconnexion /  Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l’aide de votre compte Twitter. Déconnexion /  Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l’aide de votre compte Facebook. Déconnexion /  Changer )

Connexion à %s

Ce site utilise Akismet pour réduire les indésirables. En savoir plus sur la façon dont les données de vos commentaires sont traitées.